Michael Vincent: Una lección de comportamiento mágico

Magicus 1 febrero 2009 0

michael-vincentEste es un excelente artículo publicado en la revista “Ilusiones” (publicación gratuita del Círculo Mágico de Medellín, ganadora de un Premio Magia en la categoría Premio Internacional en el 2005) sobre seis interesantísimos puntos relacionados con la forma de ver la Magia del mago británico Michael Vincent especialista en Close-Up. Este es un artículo que puede resultarte altamente revelador; del mismo se pueden extraer muchos conceptos sobre que es y como debe mostrarse la Magia y el Ilusionismo. Hay varias citas muy interesantes tanto de Michael como de Tony Slidini. Te recomiendo que lo leas detenidamente. Artículo publicado con permiso de Miguel Jaramillo, editor de la revista “Ilusiones”.

   

por Tiberio Álvarez Echeverri E. “Maqroll el Magiero”

Uno

Michael Vincent es un mago que tiene el diablo caribe en su cuerpo. Quizá por eso está cerca de nosotros, que tenemos la Magia del mar de los caribes. Sus padres nacieron en Santa Lucía, que hace parte de las Windward Islands. Se interesó por la magia desde los seis años cuando vio en televisión al mago David Nixon, de quien su madre le regaló una pequeña caja de juegos. Pasado el tiempo, tuvo en sus manos una baraja Svengali, vendida por el mago Duncan Trillo y con ella practicó y vio espectáculos en Hamley. Así se fue perfeccionando y conociendo gente importante en esta área del arte. Después se convirtió en un asiduo visitante de la tienda de magia de Ken Brooke, en Londres. Allá, además de juegos, en las paredes estaban las fotos de magos importantes como Fred Kaps, Slydini y Dai Vernon, entre otros, de quienes empezó a reconocer su valía en los escenarios. A los 13 años de edad conoció a Alan Alan, quien le enseñó aquello de la pureza en el pensamiento mágico, que consta del “timing”, la habilidad empresarial, la “misdirection” y la interpretación. “También me enseñó lo importante que es la buena comunicación y la buena técnica en las presentaciones… siempre me preguntaba qué hacía la Magia por mí (y agregaba), pues si el juego te queda grande entonces se sientes mal, te vas a tierra, porque lo más importante en toda presentación, no es la magia, sino tu como persona”. Vincent ha ganado en tres ocasiones, 1983, 1991 y 2003 el Close Up Magic. Ha escrito varios libros y tiene varios DVD, con conferencias, presentaciones y lecciones de Magia.

Recuerda Vincent cuántas cosas aprendió en la televisión y en películas como Cincinati Kid y The Sting (El Golpe). «Me atrajeron las escenas, los estilos de vida, los caracteres, las atmósferas del juego y sobre todo esos momentos brillantes donde se barajaban las cartas con destreza increíble. Ese fue verdaderamente el comienzo de mi atracción por las cartas». Más tarde conoció otras estrellas de la magia como Ricky Jay, uno de los hombres más habilidosos en la cartomagia; Fred Kaps, de quien admira el encanto que trasciende de sus actos en el escenario (1) (2).

Dos«»

tony-slydini2Fue de Tony Slydini, de quien tuvo la mayor influencia. Lo conoció en 1982, en New York. De él aprendió el concepto filosófico que, « la magia sucede en la mente del espectador». Recuerda como Slydini, le hablaba de la hechura mágica y la comparaba con la hechura de un tapiz cuyos hilos constituyentes son: las palabras, es decir la historia, el lenguaje corporal, el contacto visual, el correcto movimiento de la cabeza o técnica de la mirada cruzada, la técnica o habilidad en las manos, la coordinación de las palabras y los movimientos, el conocimiento de los momentos de tensión y relajación. Acá un paréntesis para recordar que la técnica de “la mirada cruzada” o el efecto de conducir con la cabeza, garantiza que el espectador mirará exactamente donde usted quiere que mire, de acuerdo al movimiento de su cabeza, momento en el cual su mano se moverá en sentido opuesto para ejecutar la técnica requerida. Y, como, si alguno de esos hilos fallara, el tapete no era de buena calidad. También le aprendió el concepto de la misdirection, una vez que le preguntó cómo era posible que tuviera éxito con la técnica hecha ante los muchos ojos que lo observaban detenidamente, de cerca, sin ser detectada. Decía Slydini que, «el ojo humano es solo una de las entradas que tiene la mente. Lo que ve el ojo no siempre es registrado por la mente. El subconsciente tiene un infinito número de niveles. La mayoría de los magos operan, probablemente en uno o dos niveles. Para obtener éxito, como mago-ilusionista, es necesario que la mente de nuestro espectador esté ocupada por lo menos en seis a diez niveles y ojala más. Esto parece una exageración. Sin embargo significa que el subconsciente es como la estación de un tren, con muchos carriles o niveles y, mientras más niveles estén ocupados, será mucho mejor. La misdirection es la iniciación del tren del pensamiento. Mientras más pensamientos lleguen a la mente, más ocupada estará. Y mientras la mente esté bien ocupada, evaluando la información que le llega, menos capacidad tendrá para darse cuenta que el mago hizo un cambio o escamoteó algo. Por eso, aunque las técnicas se realicen a ojos vistas, no son registradas por la mente. Se pueden realizar sin tachas porque están registradas por la mente, no por los ojos. El trabajo del cerebro es evaluar la información que le llega a través de la visión, la audición, el olfato, el tacto y la presión, es decir la información kinestésica y dar prioridad a esa información. En el caso de la Magia, está la visión que observa el lenguaje corporal, la personalidad, el efecto mágico. Y esta el oído que le permite enterarse de la charla, la historia, el lenguaje, la tonalidad. Pero, además, en muchos casos, está también el contacto físico con el espectador. Por eso el mago debe tener un equilibrio entre el discurso, el contacto visual, la coordinación de las palabras y la acción, el lenguaje corporal, la tensión y la relajación. Pero, además, debe tener el sentido del timing, el conocimiento del momento crítico… cosas que no se aprenden en los libros sino con la experiencia de los años y de los escenarios, que le darán, a usted, aquello tan preciado del ser y el saber mágico. De esta manera, finalmente, usted mismo, Señor Mago, será la fuerza de la misdirection» .

Agrega Vincent, que Slydini, “fue el mago más importante que conoció en su vida”. Que murió en 1990 y contribuyó, con su legado, al Arte de la Magia. Dejó una simple pero muy filosófica frase: «Para engañar sutilmente, la técnica no debe enloquecer el ojo sino la mente». Y que, por siempre, su epitafio, debe leerse así: “La magia solo ocurre en un lugar: aquel de la mente del espectador” (3) (4).

Tres

Vincent también estuvo cerca de Derek Dingle, “el mago de los magos”. “Él fue el responsable de cambiarle la cara a la magia de Close up, con su increíble ligereza demanos, llevada al más alto grado de perfección. De esta manera, al finalizar la década de los sesenta y parte de los setenta, innovó, refrescó e inspiró a una nueva generación de magos… fue responsable de mi futuro crecimiento en el mundo de la magia. Cuando lo conocí en el Tannen´s Jubilee de New York, 1982, realizó un juego y dije: Cuando uno tiene la experiencia de acercarse a la total maestría de un gran mago de close up, algo ocurre en el interior, que tiene la fuerza de un profundo nivel espiritual. Esa noche decidí ser mago y llegar, al menos, a ser tan bueno como él… aún siento el asombro de hace 25 años. Es esa emoción del asombro lo que me inspira para hacer la magia. Gracias Slydini y Derek Dingle por enseñarme los Principios del Engaño que posibilitan que, un gran efecto mágico, alcance la verdadera experiencia de la espiritualidad” (5).

Cuatro

michael-vincent-6Según Vincent, el desarrollo de la personalidad mágica es un proceso de reflexión, de observar a otros, de recibir críticas, de evaluarse continuamente, de seleccionar una manera de ser… recuerda que le llamaba la atención, pero no compartía el espectáculo de Harry Lorayne, quien tiene una fuerte personalidad y una gran habilidad técnica, pero su estilo es muy agresivo, porque ataca, insulta y abusa de la audiencia. Prefiere más a David Copperfield quien mantiene su esencia, naturalidad y presencia, sin excesos. «Trato que mi personalidad, en el escenario, sea una continuación de la que expreso en mi vida diaria».

A veces es bueno mostrar la Magia en silencio. Que sea la Magia la que hable. Puede ser acompañada de la música, lo cual de por sí es un desafío. No es fácil encontrar la música precisa para determinado juego.

La personalidad debe incluir el manejo de las circunstancias difíciles como el ruido, ciertos espectadores que quieren robarse el show, los meseros cuando reparten la comida en medio del espectáculo… circunstancias que dañan el clímax. Para ellos su trabajo es más importante que la Magia. Eso es necesario entenderlo. Hay cosas que se pueden cambiar. Otras no.

La personalidad de Vincent le ha permitido sortear momentos difíciles e indignos, frente a energúmenos racistas. Vincent es un hombre de piel negra. «El hecho que yo sea un mago, no me protege de los horrores del mundo. Siendo de raza negra, es inevitable que encuentre dificultades, como cuando me presenté ante una mesa de doce comensales e hice mi introducción. Luego, uno de ellos, gritó: -¡Fuera de aquí, no nos interesan bastardos como Usted! Lo miré a la cara y le dije: – gracias por compartir conmigo…pero quiero decirle dos cosas: No tuve la oportunidad de escoger el color de mi piel y si la hubiera tenido hubiera seleccionado el color negro. Y segundo, usted me llamó bastardo, pero sepa que tengo muy buenas relaciones con mis padres. Luego me dirigí a los otros comensales y les dije que venía de buena fe. Y que si no querían que me presentara, asumiría que pensaban igual a ese señor y por lo tanto me iría en enseguida. Sin embargo, agregué, me siento feliz de hacer mi trabajo… afortunadamente me permitieron hacer mi espectáculo y me ofrecieron una copa. De esta circunstancia, aprendí que soy un ser humano, que debo tener autoestima y que la magia me ha ayudado a aceptarme como soy»  (2).

Cinco

michael-vincent5Vincent recuerda que siempre debe buscarse la aceptación de la audiencia. «Debe tenerse presente que el público es tan inteligente o más que usted. Y cuando lo aplauden, eso tiene tres significados: aceptación – de usted como persona y de lo que les ofrece -. Indiferencia – lo cual significa que debe trabajar más duro para ganárselos -. Y, Reparo – lo cual significa que usted tiene un gran problema de fondo y debe pensar en lo que está haciendo, o diciendo, para que el público se comporte de esta manera -. Usted debe ser Usted mismo. Y aprovecharse del arte que practica como un medio de autodescubrimiento. Todo esto le da sutiles claves para saber si está bien o errado. Es un proceso doloroso. Razón tenía el poeta Robert Burns: Debemos vernos a nosotros mismos como los otros nos ven» . « Toda la vida he sido hábil manipulador, con buena técnica. La diferencia, ahora que han pasado los años, es que Michael Vincent, es un ser humano que trata de relacionarse con otros seres humanos. Mi estilo se centra más en mi público que en mi habilidad. Me intereso más en cómo siente ese público y cómo puedo relacionarme mejor con él. La actuación ha llegado a ser una extensión de mi vida. Quiero que cada uno de mis espectadores se vaya diciendo: – ¡qué persona tan interesante es ese Hombre!». 

Se aprende de otros hombres importantes, de otros artistas. «Me sentí orgulloso cuando actué para Sydney Portier y Muhammad Alí. Cuando empecé a escuchar ópera en la voz de Pavarotti, me dije: Eso es ¡Magia! Y me enseñó a ver otras formas del arte… es una sensibilidad conectada con la belleza de la música. También he aprendido mucho de Frank Sinatra, Tony Bennett, Nat King Cole, Clint Eastwood, Robert de Niro… que me han inspirado. Hay que mirar fuera del campo de la magia para inspirarse… para mi la magia se resume en tres palabras: maravilla, misterio y encanto»  (1) (2).

Seis

ali-bongoEl estudio de los clásicos de la Magia, el contacto con magos de renombre, la práctica continua, la auto evaluación constante, el estar en muchos escenarios, ha llevado a que Michael Vincent sea un mago de altas cualidades humanas y técnicas, que ha sabido aplicar en su profesión y sobre todo, ha sabido transmitir a los colegas aquello del ser, el saber y el quehacer de la magia. En sus artículos The Handling of the Double Card (la manipulación de la doble carta), recuerda que una vez es conocido que es posible esconder un objeto en una mano, el mago tiende a exagerar y distorsionar este conocimiento previo de su ventaja. En el artículo, the palming (el empalme), recuerda las palabras de Erdnase, «El arte del empalmar una carta puede ser llevado a un grado tal de perfección que limite con lo maravilloso… pero debe hacerse de tal manera que no levante sospechas ni se detecte su accionar»; en, The Card Control, «mi meta es crear en la mente del espectador el sentido de lo mágico y de lo imposible… se requiere una tremenda disciplina para esconder la habilidad y utilizarla con maestría. Esta es la actitud del maestro. Y me tomó mucho tiempo aceptar esto. ¿Por qué ser mediocre cuando la excelencia es una opción?» (6) (7) (8) ♦

Bibliografía

  1. James Julian. An interview with Michael Vincent. Part One. The Magic Circular. March 2002; 1028,
    90:90-94
  2.  James Julian. An interview with Michael Vincent. Part two. The Magic Circular. April 2002; 1029,
    96:115-119
  3. Vincent Michael. Reflections on Magic with Michael Vincent. Slydini part one. The Magic
    Circular. August 2005; 1069, 99:296-299
  4. Vincent Michael. The magic of Slydini lives on. The magic Circular. September 2005; 1070, 99:382-
    385
  5. Vincent Michael. The Sophisticated Magic of Derek Dingle. The Magic Circular. December 2005;
    1073, 99: 476-8
  6. Vincent Michael. Why be mediocre when you have excellence as an option. The Magic Circular.
    February 2002; 1027; 96:50-51
  7. Vincent Michael. “When love and skill work together, expect a masterpiece” (John Ruskin). The
    Magic Circular. December 2001; 1025, 95:417
  8. Vincent Michael. The handling of the double card. May 2002; 1030, 96:158-159
¡Gracias por votar! ¡Ahora coméntale al mundo como te sientes!
¿Cómo te hizo sentir este artículo?
  • Exitado
  • Fascinado
  • Divertido
  • Indiferente
  • Triste
  • Enojado

Déjanos un comentario! »

Último Video