Historia de la Magia

Magicus 7 noviembre 2008 5

Historia de la Magia

La magia es el arte de lo imposible. Una fascinante disciplina capaz de imitar por medios naturales capacidades fantásticas, increíbles y sobrenaturales. Actualmente es el instrumento ideal para amenizar todo tipo de eventos, bien sean de carácter profesional o lúdico, combinando animación, entretenimiento, humor y participación del público, sin embargo, esto no siempre fue así…

La magia existe desde que el mundo es mundo. Es la delgada línea que separa la realidad y la ficción, por eso nos atrae. La magia es el equivalente al fuego en el principio de los tiempos. Ha formado parte de la vida del hombre desde el principio de su existencia de alguna forma u otra. En resumen, podríamos decir que el hombre ha tratado desde el principio de los tiempos provocar la admiración y el temor con los fines más diversos, y en ese aspecto la magia ha ocupado un papel protagonista.

Los inicios de la Magia

El primer mago. En una tumba de Egipto se encontró un papiro llamado Westcar Papyrus (imagen),donde ya se relataba la actuación del un mago egipcio llamado DEDI que actuaba en el palacio de piedra de Menphis, la residencia de los faraones. En dicho papiro se relata su acto que básicamente consistía en cortar la cabeza de un ganso con un cuchillo la cual colocaba en el suelo mientras se invocaban unas palabras mágicas. Seguidamente, el ganso volvía nuevamente a caminar como si nada hubiera ocurrido.

Westcar Papyrus

Westcar Papyrus

 

La Magia como poder

Los primeros textos y grabados nos demuestran la existencia de brujos y magos que usaban la magia para lograr dominar y someter a sus semejantes, como vehículo de poder, causando el miedo. Utilizaban sus habilidades para el engaño, aprovechándose de la ignorancia y la pobreza.

En la edad media es cuando comienzan a recorrer ciudades un gran número de actores ambulantes que unidos a juglares y titiriteros presentan números en que mezclan canciones satíricas, fábulas, acrobacias y magia de apariciones y escamoteos. Estos grupos sentarían las bases de lo que posteriormente sería el circo.

Sin embargo, en el renacimiento encontramos documentos en que se reflejan actuaciones al aire libre donde carteristas, buhoneros y sacamuelas encontraban en la magia la excusa perfecta para cubrir sus actividades reales.

Un arte para entretener

Es a partir del S. XVII, donde encontramos los primeros testimonios de magia profesional enfocada a la distracción del público.

A mediados del S. XIX, de la mano del nacimiento del Teatro de Variedades se empieza a sustituir la entrada libre en los espectáculos por el cobro de entrada. En esta etapa la Magia juega un papel muy importante ya que desde entonces se venían relacionado los números de variedades con la magia. Desde ese momento los magos ya no son charlatanes de feria sino artistas profesionales que cobran por entretener y divertir al público.

Robert Houdin

Robert Houdin

La magia moderna. Nos acercamos a la época moderna donde destacan los primeros magos de la nueva era: los italianos con Jonas, Androletti y Antonio Carlotti como máximos exponentes de dicha época. Pero no es hasta principios del siglo XIX cuando el concepto de magia empezó a cambiar.

Es el francés Robert Houdin quién empezó a desbaratar a los magos fraudulentos que se hacían creer dioses, reemplazando la magia conocida hasta el momento por la magia moderna, imponiendo el paradigmático estilo de mago de frack y galera que actuaba en lujosos teatros. Gracias a ello, y a la inclusión en la magia de la tecnología de la época, actualmente se lo conoce como el “Padre de la magia Moderna”.

Robert Houdin

De profesión relojero e inventor, comenzó a aplicar sus conocimientos para el bien de la magia, realizando trucos donde usaba los avances que la Revolución Industrial le ponía a su alcance. En 1845 produjo un gran número de ilusiones totalmente nuevas en un pequeño teatro, el Palais Royal, combinando los recursos de las ciencias mecánicas y eléctricas con la destreza manual y la presentación efectiva. Sus sesiones causaron gran expectación en París situándolo a la cabeza de su profesión. Gracias a él, la magia se popularizó increíblemente.

Nacieron trucos nuevos, magos, instituciones, tiendas, se comenzó a escribir sobre la magia y a crear escuela. En definitiva, lo convirtió en el arte que hoy conocemos. Robert Houdin aporta a la puesta en escena como modernidad el uso del traje negro y elegante, así como los elementos que el público no pudiera examinar.

Harry Houdini

En Estados Unidos como resultado de la influencia europea , destacan ilusionistas como Harry Houdini, el Rey del Escapismo, quién llegó a transformarse en el mago más famosos de la historia. Erik Weisz, tal como era su verdadero nombre, adoptó su nombre artístico en honor del entonces famoso Robert Houdin, a cuyo apellido le agregró la “i” final, formando un pseudónimo que trascendió hasta nuestros días: Houdini.

Houdini fue sin dudas uno de los ilusionistas que marcó un antes y un después en el arte de la ilusión. En parte gracias a su capacidad para realizar increíbles y peligrosas proezas, y también gracias a su inteligente manera de venderse en los medios masivos de la época.

Su figura y su historia trascendieron hasta nuestros días, convirtiéndose en el paradigma del mago tipo de los tiempos pasados.

La Magia de nuestros tiempos

La magia ha evolucionado hasta nuestros días alimentándose de ella misma. En los 90 se asisten a funciones de magia espectaculares en las que el ilusionismo alcanza niveles insospechados. David Copperfield es uno de los nombres más conocidos de esta época, haciendo magníficas ilusiones, acordes a las innovaciones de estos tiempos contemporáneos, como la Desaparición de la Estatua de la Libertad, en 1983, o Atravesando la Muralla China, en 1986. Más recientemente deslumbro al mundo con una de las mejores versiones de levitaciones con Flying.

Años después aparecerían magos como David Blaine, y Criss Angel quienes impondrían una nueva magia fuera de los teatros: la magia en la calle o Street Magic, logrando, incluso, una popularidad igual o superior a la alcanzada por David Copperfield.

Mientras tanto, día a día, minuto a minuto, magos de todo el mundo siguen escribiendo la historia de este arte milenario que se encarga de entretener a las personas por medio de la ilusión, de la fantasía, de la posibilidad de comprobar que todo es posible si se trabaja lo suficiente para encontrar un camino que lo permita. ¡La magia está mas viva que nunca!.

¡Gracias por votar! ¡Ahora coméntale al mundo como te sientes!
¿Cómo te hizo sentir este artículo?
  • Exitado
  • Fascinado
  • Divertido
  • Indiferente
  • Triste
  • Enojado

5 Comentarios »

  1. Martin 17 años 18 marzo 2011 en 9:20 pm - Reply

    Esto es opinión personal lo que voy a decir: creo que la magia es un arte que se subestima mucho por ejemplo el colegio (en la parte artística) solo nos enseñan música y pintura. A mi me parece una falta de información total por parte de la gente. La magia es el arte más antigua de mundo. Tiene una historia mucho más fascinante que la de cualquier arte creo que asta corresponde a tener cultura general, nadie dice que en la escuela enseñen trucos de magia si no a respetar a todas las artes y en especial a la magia.

  2. Florencia 1 octubre 2011 en 11:57 am - Reply

    me encanta su pagina webbbbbbb

Déjanos un comentario! »

Último Video